martes, febrero 16, 2010

SIN TITULO

Roza tu piel contra la mía
los escalofriós levantan
deseos dormidos que despiertan
niña no me seas insensata.

Tu boca mi boca atenaza
mi lengua tu lengua regatea
nuestras salivas se solapan
sabor de nueva primavera.

Mano que escruta insaciable
pezones duros cual acero
mi polla tiesa como un sable
en tus manos está en el recreo.

Mi mano posada en tu culo
agarra, aprieta, separa
veo, cierro, miro, abro
que bonito coño, mi amada.


Luis Torres.

7 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Oh oh, muy íntimo tu poema.



Saludos.

pekeña dijo...

"Tu boca mi boca atenaza
mi lengua tu lengua regatea
nuestras salivas se solapan
sabor de nueva primavera."

me encantó esa parte!!!

saluditos!!

BEATRIZ dijo...

"niña no me seas insensata"
esa frase me agarró, siento que en el contexto en que está situada
abarca más de lo aparente.

Luis muchas gracias por este poema, por el poema de Octavio Paz que pusiste en mi post pasado, me alegró mucho, gracias.

Abrazo

marichuy dijo...

Luis

Las caricias y las pasiones, así las concibo: insaciables.

Saludos

juan rafael dijo...

Eso que tú dices ¡insensatas! jajajaja

¤Jû€nðy dijo...

sabias q la imaginacion vuela?
bueno de hecho q lo sabias XD

Venus dijo...

Muy excitante, hasta ganas me dieron! Muy hermoso!