miércoles, marzo 18, 2009

VISITA AL PRESBISTERO MASTRO




La muerte, el destino inexorable de la vida, ha llevado al hombre a construir moradas especiales para el descanso del cuerpo. La humanidad en estos sitios ha querido volcar sus costumbres, sus raíces, su acervo cultural a través, algunas veces, de obras arquitectónicas de una gran belleza y magnificencia.

El Perú, en particular, Lima, nuestra capital, cuenta con el Museo-cementerio Presbistero Maestro, considerado el monumento funerario más importante de América Latina.

El Museo-Cementerio Presbistero Maestro este año cumple 200 años de existencia y es considerado el monumento funerario más importante de América Latina, no solo por la cantidad y belleza de sus obras escultóricas, sino porque en el yacen personajes que forjaron el Perú de hoy.

Actualmente, este Museo-Cementerio s fuente de atracción para estudiosos y turistas e incluso hay programas culturales promovidos por la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana encargada de velar por este patrimonio monumental.












Este campo santo fue construido en 1807 por encargo de Virrey Jose de Abascal; el encargado del proyecto fue Matías Maestro.

Se ubicó en los extramuros de la entonces virreinal ciudad de Lima. Hoy, es el Jr Ancash, en el distrito del Agustino. Allí descansan 200,000 almas en impresionantes y bellos mausoleos, esculturas y cuarteles todos de mármol tallado, en un espacio de 20 hectáreas.

Inicialmente se llamó Cementerio General, última morada de la población rica y pobre de la ciudad. Vivió los avatares de la guerra con Chile, fue testigo de grandes epidemias, terremotos y temblores que asolaron Lima. Tuvo buenos momentos como la década de 1840 cuando se vivía auge económico de la extracción del guano y salitre y se construían impresionantes mausoleos, pero también tuvo épocas de total abandono.

En 1972, por su alto valor hitórico, arquitetónico y cultural fue declarado monumento histórico Artístico y en 1999 gracias a las coordinaciones de Luis Repetto fue declarado Museo.

Actualmente campañas diversas como "adopta una escultura" han permitido que la empresa privada recupere algunas obras monumentales.




LA CRIPTA DE LOS HEROES









Transcurridos 25 años de la finalización de la guerra con Chile, el 3 de diciembre de 1906, el gobierno peruano decreta la creación de la Cripta de los Héroes de la Guerra del Pacífico. La construcción debía mostrar magnificencia y constituir un digno homenaje a los hombres y mujeres que entregaron su vida por el Perú, en ese conflicto bélico. La construcción duró año y medio inagurándoce el 8 de setiembre de 1908. Actualmente alberga a 573 varones y 131 mujeres que fallecieron en los campos de batalla de Tarapacá, San Juan, Chorrillos, Miraflores, Huamachuco, San Pablo y otros donde se desarrollaron enfrentamientos.

A la cripta se ingresa por una puerta de fierro decorada, en el interior se ubica un altar de oficios religiosos, una rotonda central y un despliege de ángeles de mármol rodeando la bandera nacional. Cuenta con nichos y sarcófagos que contienen los restos del Almirante Miguel Grau, Coronel Francisco Bolognesi y el Mariscal Cáceres, entre otros patriotas.

En sus imponentes muros de mármol están las placas de los nombres de los héroes y combatientes distinguidos a los que se han agregado los nombres del Capitán FAP José Quiñones y Alipio Ponce, héroes de la guerra con Ecuador.

De otro lado, el en Presbistero Maestro yacen en mausoleos y criptas con bellas esculturas, los restos de presidentes, alcaldes, pensadores, cientificos, médicos y pioneros del desarrollo nacional, intelectuales, santos y limeños que vivieron en nuestra capital hasta mediados del siglo pasado.





Agradecimiento:
Gonzalo Torres.
Carolina Rojas (Guia turistica)


9 comentarios:

marichuy dijo...

Luis

Hace tanto que no leía -escuchaba- la palabra Campo Santo. En mi pueblo, así es como nombran a los panteones.

Y a que no te imaginas? Me encanta visitarlos; ahorita se me antojó visitar este que nos platicas.

Saludos

BEATRIZ dijo...

Magnificas imagenes, no por nada se consideran una joya arquitectónica.

Luis,

es una fortuna que podamos tener imformación de este tipo, nosotros que estamos tan lejos de Peru en distancia.

Un día me gustaria visitar ese campo santo.

Orland0 dijo...

Ya habia leido antes sobre lo que acabas de postear, es de suma importancia conservarlas, pues aqui en México hay monumentos de ese tipo, pero creo yo que la gente ya se esta olvidando de sus raices, la mayoria ya se siente extranjera.

MixiFabi dijo...

oww yo no conocia el cementerio^^

pero parece q vale la pena visitarlo^^

juan rafael dijo...

Pues sabía de cementerios célebres como el de Paris en el que se visitan tumbas de famosos, pero de éste no tenía ni idea.

aNdAiRa dijo...

Vaya... que bello se ve, me imagino que ha de ser toda una obra de arte... y suena tan interesante... lo malo para mi es que está tan lejos que no puedo visitarla, pero gracias por compartir un poquito de tu cultura con el resto del mundo... nunca está de más conocer un poquito más de otros lados..
Saludos

Mauricio Maciel dijo...

¡Como me gustaría morirme solo para que me entierren en un lugar como ese!

Sería como tener un Mercedes Benz en vida.

Trovator dijo...

Wow, ciertamente son obras maestras. Habrá que esperar que aún se le de la atención necesaria y que no se vaya deteriorando con el tiempo. Así es, buen lugar para morir.

Un abrazo y espero tu post de trova!

LUIS TORRES dijo...

Mauricio: lastima ke no vas a poder difrutar si te compras una tumba de esas.

Trovator: la proxima semana cuelgo mi primer post de trova, y tambien mi primer post en este blog, voy a darle otra cara espero que el cambio les guste...