jueves, julio 17, 2008

VERANO EN LIMA (otro cuento de aquellos tiempos)

Luis se despertó aquel día con dolor de cabeza. Hace calor, demasiado calor. El sol entra por la única ventana del departamento sucio en que vive. Se siente mareado. Decide ir a cagar. Sabe que le costará trabajo hacerlo porque el dolor de cabeza es fuerte y el esfínter no se relaja cuando hay dolor. No le importa, de todas maneras lo intenta. Nada. Mierda, debe encontrar una solución contra el dolor de cabeza. Por eso se viste con lo primero que encuentra, sin importarle la combinación de colores, lo que quiere es sentirse mejor y huir del maldito calor que le agobia los pensamientos. Sale a la calle. Odia el verano porque incita a la gente a salir en grupo, a creer unidos que el mundo es bello y que la vida funciona según el plan divino.
Luis prefiere el invierno y los días lluviosos. En el invierno todos son grises y opacos, si, todos muestran su verdadero y asqueroso yo, el que les duele y jode en las entrañas. Todos esos imbeciles que lo miran como si estuvieran en una mejor posición sufren en invierno porque no pueden engañar a nadie, ni siquiera a si mismos. Lo único que les queda es la navidad, la puta navidad con sus esferas mariconas de colores y el estúpido Santa Clos riéndose como un idiota.

En la calle descubre que el dolor se ha ido.Luis tiene hambre. Compra un pollo Broster, completo, envuelto en papel. Se dirige al parque, se sienta en un banco, saca el pollo del papel, arranca una pierna, la desgarra con los dientes, se mancha de grasa el cachete derecho, unas señoritas asquerosamente decentes lo ven y fruncen el ceño,Luis las ignora y sigue comiendo, un policía pasa y observa la escena, no le gusta ver al tipo vestido de colores extraños comiendo como un animal, se detiene, le dice a Luis que no puede comer en el parque, Luis deja de comer, el policía se va, Luis saca el pollo de nuevo, arranca la otra pierna, la muerde como un león, el policía regresa, esta vez con el garrote en la mano, sin avisar le pega a Luis el primer golpe, luego el segundo, el tercero y una docena más, el ruido hueco de los golpes se mezcla con el aire húmedo y caliente, nadie se inmuta, ya era tiempo, dice alguna viejita piadosa, las señoritas asquerosamente decentes sonríen con disimulo, alguien saca una foto con el celular, como recuerdo de verano, en una pileta corre el agua, los niños juegan, las palomas buscan semillas, los turistas creen que esa ciudad es maravillosa, los enamorados se meten mano bajo la sombra, el sol brilla en lo alto, los imbeciles caminan de un lado a otro, convencidos de que el mundo gira con la fuerza de sus pasos, el policía le pega a Luis dos garrotazos más y lo deja en paz porque le duele el brazo y el sudor le mancha la camisa condecorada. La función terminó. Todos se van. Luis se queda sentado en el banco. Bueno, podría haber sido peor. Sabe que el policía está de buen humor por ser verano y no se lo llevó a la comisaria. El pollo sigue ahí, envuelto en papel, tirado en el suelo. Luis tiene hambre, más hambre que antes. Lo recoge, saca el pollo otra vez, arranca un pedazo de pechuga y comienza a comer. La gente lo miran de nuevo. Luis sabe que el destino se ensaña con él en verano, cuando el sol está en lo alto y los pajarillos cantan. A lo lejos se acumulan las nubes negras. Pronto va a llover.

Luis sonríe.



Nota: como la inspiraciòn es como la erección para mi en estos ultimos tiempos y no me sale nada de la cabeza, les dejo este cuento que son de la serie de "Luis" que escribí hace muchos años, les iré soltando cosas de esos tiempos, y si sus estomagos estan preparados,para cosas mas horribles que estas, les puedo poner cosas que escribi cuando estaba en el colegio. Espero les agrade.

3 comentarios:

¤Jû€nðy dijo...

no se q pasa Luis, xro veo q "el baño" te ha dado mucha inspiracion.. quizas si tomaras un laxante.. a lo mejor? xD
.. de too este cuento, solo dire.. creo q eres masoquista ¬¬'
y como aguantaste al policia? yo me le tiraba encima x botar mi pollo!!

Itzi Citlally dijo...

jajajajaja :) no cabe duda que imaginacion tienes :) eh una cosa si estoy de acuerdo con tigo el verano trae un caloron tan fuerte que enfada ; pero lo bueno de el esque existe la playa lagos rios etc...
Ya otra cosa a mi me encanta el invierno el frio ver como la nieve invade poco a poco el jardin de mi casa.
Con respecto al policia se paso de lanza jajajaja yo no soportaba ni 2 golpes cuando me le dejaba ir encima :)

Saludos Luis y que tengas una buena semana :)

Pinche Vieja dijo...

Ya leíste El perfume??

No mames, casi me sentí en el parque.

Me encanta la lluvia.