viernes, abril 28, 2006

SOLEDAD

Estoy triste,
sabes tu porque,
mis manos están rotas,
mi alma también.

Sé que te dije que volvería,
con el olivo entre mis brazos,
que llegaría contigo a verte,
sí, dije que lo haría.

Hoy me escondo de tí,
de tu sonrisa,
no conseguí oro, ni mirra,
ni plumas de jazmín.

Me escondo de tus cabellos,
que a tu rostro enredan,
no, no puedes verme,
yo no quiero verte a tí

No traigo amor,
ni cuerpo,
nada que odría ofrecerte a tí,
mi corazón.

Mi corazón está triste,
olvidado en un callejón,
solo,
por no verte amor.

No puedo volver a casa,
No puedo verte a los ojos,
No puedo ver tus cabellos,
ni pasear juntos por el jardín.

No, no puedo.

Quiero que me digas,
como está mi retoño,
¿Se ha dormido a las ocho?
¿A comido su comida?

Y como está mi guerrero,
vencedor de la justicia,
que proteje el bien de las personas,
para vencer el mal que en ti domina.

Por favor,dime,
¿Como está?
el es por lo que mi alma lucha.

No puedo volver a casa,
No puedo verte a los ojos,
No puedo ver tus cabellos,
ni volver a ver juntos un amanecer.

No, no puedo.

1 comentario:

CLAUDIA dijo...

ME GUSTO MUCHO